19 de Agosto 2006

Anasagasti, el taliboina del día

El senador Anasagasti, igual que les sucede a esos nacionalistas de segunda o tercera fila, que al rascar un poco se advierte enseguida el mendrugo que hay en ellos, ha dado toda la impresión de hablar por boca de ganso en unas recientes declaraciones que hoy recogen diversos medios informativos, entre ellos LD. Es decir, se diría que Anasagasti repite una y otra vez los consabidos comentarios insurgentes y antidemocráticos que ha oído en la sede de su partido, donde aparentemente (habrá más) deben de haberse proferido verdaderos vómitos totalitarios, muchos de los cuales han sido creídos por nuestro hombre del día.

Es más, dada su innegable condición de bobo asilvestrado, lo más probable es que aún no haya aprendido a discernir la parte que debe callarse de la que es posible declarar a los medios públicos. Sea como sea, lo cierto es que de esta forma, con tipos tan rupestres, es imposible que el PNV pueda mantener en pie la engañosa apariencia de moderación que con gran esfuerzo pretende infundirnos Imaz. Véase, si no, la trayectoria del pobre y zafio Anasagasti, que por más oportunidades que se le dieron en la era Arzallus, otro zafio, no consiguió superar el examen del Congreso y acabó relegado a la cámara de los destierros políticos, que no otra utilidad tiene el Senado.

Ahora, aprovechando el vacío de noticias de cada verano y también la quinta entrega chantajista y amenazante de los asesinos etarras —¿qué tal te ha sentado, sonrisitas?—, Anasagasti ha soltado una buena ráfaga de barbaridades facciosas al más clásico modo rústico-peneuvista, o sea, sin importarle un comino la falta de ética de sus palabras ni el llamamiento a la ruptura golpista del estado de derecho. Veamos un análisis de lo expuesto por el mocetón venezolano:

Cree que el comunicado hecho público este viernes por la banda terrorista ETA, en el que habla de ‘crisis’ del proceso y amenaza con ‘responder’ de no producirse cambios, no es ‘una broma’. Por supuesto que no es una broma. Casi mil asesinatos, docenas y docenas de malheridos y cientos de miles de extorsionados, amenazados y expulsados del País Vasco ejemplifican la nula capacidad del nacionalismo terrorista o de sus cómplices para las bromas. Y si a pesar de todo ello, la quinta carta de chantaje etarra fuese eso mismo, una broma, o por mejor decir un farol, para eso está la gente de tu calaña: para recordarnos a los demócratas que a los terroristas hay que tomárselos muy en serio y que a vosotros, los que detentáis el poder en las Vascongadas, es preciso poneros al alcance otro buen puñado de nueces.

El nacionalista vasco considera que ETA-Batasuna concurrirá a las próximas elecciones porque, de lo contrario, no se logrará ‘encauzar’ la actual situación y el presidente del Gobierno no podrá vender su ‘trofeo de caza’ en la próxima campaña electoral. Es evidente que para Anasagasti, el amigo de los terroristas, “encauzar” la situación pasa por legalizar y concederles bula a quienes no respetan las leyes, ni las vidas, ni las haciendas. Pero no importa, todo sea por “encauzar” a un grupo de malhechores y convertir a sus dirigentes políticos en dignos representantes públicos de un estado de derecho que no acatan ni tienen intención alguna de acatar. Eso sí, debe quedar claro también que el cauce que tanto ansían no es otro que el de los presupuestos que controlarán donde gobiernen y las subvenciones que llevan aparejadas las formaciones políticas legales. Respecto al “trofeo de caza”, ojalá que se vuelva contra el cazador furtivo y acabe por darle una buena cornada donde más le duela, pongamos en las urnas.

Se pregunta el taliboina: ¿Por qué se va a culpar al PNV absolutamente de nada? Que culpen al presidente Zapatero porque no está cumpliendo aquello que aparentemente les dijo, porque el PNV no tiene absolutamente nada que ver con todo esto". No, el PNV no es culpable de nada si exceptuamos su Pacto de Estella con la banda ETA, su aprovecharse durante 30 años de la violencia terrorista, acopiado privilegio tras privilegio a costa del resto de los españoles, y su nula vocación democrática a lo largo del último siglo. Lo que hace que el PNV posea el glorioso historial de haber convertido al País Vasco en la única región española que aún no ha conocido la democracia —Cataluña ahí le anda—. Una región, la vasca, en la que, gracias al PNV y su monstruosa tolerancia con los etarras (a los que en muy contadas ocasiones ha reprimido), se pasó directamente de la dictadura franquista al totalitarismo nacionalista.

Me hace gracia, por otra parte, que este tipo sea tan lenguaraz como para decirnos a las claras que debe culparse a Zapatero por tener un pacto aparente con la ETA. ¿Sólo aparente? ¿O es que no te has atrevido a decirlo de otro modo? Quizá ese día, el de las apariencias, sí te aleccionaron bien en la Ejecutiva. Quizá fue, por otra parte, lo único que recuerdas de cuantas artimañas y posturas subterráneas te enseñaron los ex jesuitas apóstatas que te adiestraron: “Tú, Iñaki —te dijeron—, como eres bastante cabezón, cada vez que afirmes algo debes añadir un “en apariencia”. Pues bien, tío listo, usando tu misma terminología afirmo de ti que en apariencia sabes de sobras que hay un acuerdo entre el furtivo ZP, el del trofeo de caza, y tus amigos etarras. En ese acuerdo se le deberá conceder al territorio vasco —que además comprenderá Navarra— un tratamiento muy similar al que se le ha concedido ya a Cataluña. Con un añadido, a vosotros se os otorgará, además, el derecho a la autodeterminación, que es ese neologismo que usáis para engañar a vuestro pueblo y que no significa otra cosa distinta a la independencia.

Algo más adelante, nuestro taliboina tuvo la desfachatez de darle un consejo a los asesinos: España y todo ese españolismo español (sic) trasnochado existen, que no va a dejar ni plantear las cosas que [ETA] está poniendo encima de la mesa. Por lo que, ante esta situación, le ha recomendado [a los de la serpiente y el hacha]: cabeza muy fría, ser muy inteligentes, llevar las cosas con mucha precaución, discreción e ir logrando poco a poco las metas.

Desde la certeza de quien percibe con claridad un “españolismo español trasnochado” —vanguardia universal de la modernidad si se compara con el putrefacto y xenófobo nacionalismo sabiniano que él practica—, da la impresión que Anasagasti se haya reafirmado con mayor rotundidad (siempre lo ha sido) en su condición de 'hooligan' etarrófilo, de ahí que lo que debería ser un nuevo llamamiento a la disolución de la banda terrorista asesina, que es lo que hubiera pedido cualquier demócrata, para él se convierta en una ristra de consejos golpistas en los que les pide a los malhechores: cabeza muy fría, inteligencia, precaución, discreción e ir logrando poco apoco las metas. Y ello es así, aparentemente —lo ves, mendrugo, todos sabemos usar el “aparentemente”—, porque las metas que deben alcanzar unos y otros, terroristas y cómplices, son exactamente las mismas. La única duda que todos ellos tienen es… ¿qué facción liberticida dará el golpe de estado y encabezará la tiranía en Vasconia cuando, gracias al felón de ZP, hayan soltado amarras de una nación a la que han permanecido sujetos por propia voluntad durante cientos de años?

Otra infame perla del taliboina ha consistido en exclamar un deseo ucrónico: "Ojalá Zapatero hubiera tenido mucho más coraje político y hubiera acercado los presos, como en su día hizo con las tropas de Irak. Tenía que haber hecho eso y haber condicionado las actuaciones judiciales y haber hablado debajo de la mesa". No entraré a analizar los porqués del caso de los presos etarras y mucho menos el tema de Irak, baste indicar aquí que aparentemente (¡muá!) Zapatero sólo reacciona cuando ve ventajas personales para él o supuestamente —sinónimo de aparentemente— le convienen a su desvergonzada carrera política.

Ahora bien, respecto a la frase-recado que el de la boina a rosca le envía al presidente del gobierno socialista (todos los conceptos en minúsculas): “Tenía que… haber condicionado las actuaciones judiciales y haber hablado debajo de la mesa”, la única definición posible respecto al fulano que emite semejante frase es: Nos las hallamos ante un auténtico nazi incapaz de recordar la existencia del estado de derecho, la separación de poderes y la independencia de los jueces. “Condicionar las actuaciones judiciales”, como propones, so totalitario, es convertir a la democracia española en la selva virgen. Pero claro, a ti una cosa así ya te va bien con tal de que se alcancen vuestras inmorales metas.

Me pregunto qué pasará algún día cuando el País Vasco sea independiente, Dios no lo quiera (frase hecha), y su clase dirigente esté compuesta de terroristas tipo Ternera o nazi-absolutistas tipo Anasagasti. ¡No creo, en absoluto, que los vascos merezcan un futuro semejante!

Escrito por Policronio en: 19 de Agosto 2006 a las 10:03 PM Archivado en Vascongadas

Acerca de...
Contacta con nosotros
Batiusuarios en línea

Suscríbete a Batiburrillo con tu cuenta de correo:

Delivered by FeedBurner

Anímate a darnos 1 punto:

Últimos Artículos

Novela histórica

PortadaDif194Autor.jpg

Autores

Autores Rafael Guerra

Últimos Comentarios


Facebook y Google Friend
Batiburrillo RedLiberal


RSS y Atom
subscribe to this feed
Contra la censura
Sé un buen tío: ¡Defiende a Pío!
logo4
freeblogger
Cartelbus

Enlaces


Recomendados
Lecturalia.jpg 233.jpg
Libertad Digital
Liberalismo.org
Red Popular
elentir.info :: Contando Estrelas
Blogs HO. La Blogosfera del Ciudadano Activo
Derecho a VIVIR.org
Apuntes en Libertad
Resistencia a ZP
Resistencia a ZP

Categorí­as

Vídeos interesantes

Campañas
Cuba sin libertad
Na-PV
Por la Unidad del Archivo de Salamanca
Agua para todos Asociación Víctimas del Terrorismo

Archivos


Nuestros objetivos
Un mismo corazón
Fundación para la Defensa de la Nación Española
Posición y Blogdirs
Wikio – Top Blogs – Politica
Top Blogs España
PageRank Google
Suscribir con Bloglines

imagen
Blogalaxia
espainfo.es estamos en
EspaInfo.es

Powered by Movable Type