29 de Agosto 2006

Santiago Carrillo y Paracuellos. Testimonios (XII): Ian Gibson

Continuamos con las opiniones de Gibson sobre la involucración de Santiago Carrillo Solares en las brutales matanzas de los meses de noviembre y diciembre en el Madrid frentepopulista de 1936. Si en la anterior entrega Gibson opinaba que, aunque para él no estaba (en 1983) demostrado, Carrillo tuvo que estar enterado de las matanzas de presos efectuadas los días 7 y 8 de noviembre, la segunda oleada de sacas no deja lugar a dudas de que el genocida gijonés participó muy directamente en las mismas.

Tras recordar, vía Jesús de Galíndez, que las órdenes de evacuación eran firmadas por Carrillo, señala el hombre que tanto lloró escribiendo sobre Machado -sobre Antonio, se entiende, que don Manuel no le conmueve- lo siguiente:

"Si se acepta que la matanza de presos efectuada el 7 y 8 de noviembre se consumó sin que Santiago Carrillo tuviera arte ni parte -algo, creemos que hay que reconocerlo, posible-, nos parece indudable que, a los pocos días de lo ocurrido, éste estaría debidamente informado de lo que había pasado, y en condiciones de impedir su repetición.

Por lo que toca a la segunda oleada de "sacas malas" ocurrida a finales de noviembre y principios de diciembre, la complicidad del Consejillo de Orden Público, si no del Propio Carrillo, nos parece fuera de toda duda, e, insistimos, Carrillo tiene que haberse enterado en seguida que muchos de los presos supuestamente liberados entonces habían sido asesinados.

En definitiva, nos cuesta trabajo llegar a la conclusión de que, en todo lo relacionado con la matanza de presos efectuada entre el 7 de noviembre y el 3 de diciembre de 1936, tanto Carrillo como su delegado, Segundo Serrano Poncela, prefirieron no darse por enetrados de lo que ocurría... A la vista de esta situación, tanto Santiago Carrillo como Serrano Poncela, a nuestro juicio, optaron por hacer la vista gorda."


Ian Gibson, Paracuellos: cómo fue, Barcelona, Arcos Vergara, S.A., 1983, p. 235.

Ian Gibson omite deliberadamente algunos datos para condenar a medias a Carrillo. Lo que no puede es evitar decir que, si Carrillo no se había enterado de las matanzas del 7 y 8 de noviembre, cosa extraña, porque como secretario de Orden Público disponía de toda la información necesaria, en las siguientes matanzas ya no se puede alegar desconocimiento de lo sucedido, puesto que ya estaba sobre aviso. Y no sólo no tomó medidas para terminar con el terror rojo en Madrid, sino que -como admitiría en el Pleno Ampliado del PCE- la limpieza contrarrevolucionaria contaba con toda su colaboración, por no decir dirección.

Escrito por en: 29 de Agosto 2006 a las 10:00 AM Archivado en

Acerca de...
Contacta con nosotros
Batiusuarios en línea

Suscríbete a Batiburrillo con tu cuenta de correo:

Delivered by FeedBurner

Anímate a darnos 1 punto:

Últimos Artículos

Novela histórica

PortadaDif194Autor.jpg

Autores

Autores Rafael Guerra

Últimos Comentarios


    Facebook y Google Friend
    Batiburrillo RedLiberal


    RSS y Atom
    subscribe to this feed
    Contra la censura
    Sé un buen tío: ¡Defiende a Pío!
    logo4
    freeblogger
    Cartelbus

    Enlaces


    Recomendados
    Lecturalia.jpg 233.jpg
    Libertad Digital
    Liberalismo.org
    Red Popular
    elentir.info :: Contando Estrelas
    Blogs HO. La Blogosfera del Ciudadano Activo
    Derecho a VIVIR.org
    Apuntes en Libertad
    Resistencia a ZP
    Resistencia a ZP

    Categorí­as

    Vídeos interesantes

    Campañas
    Cuba sin libertad
    Na-PV
    Por la Unidad del Archivo de Salamanca
    Agua para todos Asociación Víctimas del Terrorismo

    Archivos


    Nuestros objetivos
    Un mismo corazón
    Fundación para la Defensa de la Nación Española
    Posición y Blogdirs
    Wikio – Top Blogs – Politica
    Top Blogs España
    PageRank Google
    Suscribir con Bloglines

    imagen
    Blogalaxia
    espainfo.es estamos en
    EspaInfo.es

    Powered by Movable Type