30 de Marzo 2010

El caso Matas salpica a Rajoy

Mr.Duda-Matas.jpg

Uno de los grandes estadistas contemporáneos, Bismarck, afirmó en su momento que ‘es un gran mal el de no saber decir con resolución sí o no’. El estadista definió de tal modo al político mediocre que no es capaz de decidirse nunca a nada, salvo que posea una certeza absoluta que le impida pillarse los dedos, certeza a la cual nunca llega porque precisamente su mentalidad se lo impide. Es decir, esos políticos vacilantes son gente que en el fondo lo único que buscan es su propia seguridad. E incluso suelen comportarse con no poca torpeza, ya que a veces la inacción, además de mantenerles lejos del poder, por ejemplo a Rajoy respecto al Gobierno, acaba por volvérseles en contra.

Tal sería el caso de Rajoy respecto a Matas, al que el PP le ha venido presionando por lo ‘bajini’ para que renuncie a su militancia en el partido, lo que éste ha hecho durante un año (¡pásmense!), en lugar de haberle expulsado en cuanto se conocieron algunas de las irregularidades que acarreaba a sus espaldas el tal Matas. Pero no solamente Rajoy ha actuado con indecisión a la hora de expulsar a un fulano sobre el que acaban de decretar prisión provisional y tres millones de euros de fianza (¡qué no habrá visto el juez!), sino que ahora se ha sabido que Rajoy (porque fue Rajoy quien tomó la absurda decisión), le puso a Matas un sueldo de 5.000 euros mensuales y en concepto de no se sabe qué para que dejase la política. Y algo así, no nos engañemos, significa que entonces se conocía ya que Matas estaba pringado hasta las cejas.

Si tomamos este ejemplo de corrupción clara para definir el comportamiento asustadizo de Mariano Rajoy, y extrapolamos su forma de actuar a los innumerables problemas que padece España como consecuencia de quien ha venido a ser el Atila de nuestro tiempo, es decir, el escabroso ZP, a uno le da por pensar qué haría Rajoy si alguna vez llegase a presidir el Consejo de Ministros y se encontrara sobre la mesa unos cuantos miles de problemas por resolver, a cual más grave y todos prioritarios. No, definitivamente no es Rajoy el hombre llamado a solucionar los problemas de los españoles. ¡No es un estadista ni de lejos! Puede que Rajoy llegue al poder, más que nada como consecuencia de un ZParo al que ya le ha calado casi todo el mundo, pero nada cambiará en lo esencial de la política que ahora padecemos. Cualquier reforma que sea precisa, algunas angustiosamente urgentes, se ahogará en un mar de dudas y se eternizará hasta que se pudra. Y cuatro años pasan volando. Lo que significa que el día que se marche Zapatero a su casa y entre un socialista con cara y ojos (al menos hasta que se le conozca bien) volverá a derrotar a Rajoy. Y vuelta a empezar. Entretanto, los españoles apaleados.

Escrito por Policronio en: 30 de Marzo 2010 a las 11:06 AM Archivado en Corrupción | Partido Popular

Acerca de...
Contacta con nosotros
Batiusuarios en línea

Suscríbete a Batiburrillo con tu cuenta de correo:

Delivered by FeedBurner

Anímate a darnos 1 punto:

Últimos Artículos

Novela histórica

PortadaDif194Autor.jpg

Autores

Autores Rafael Guerra

Últimos Comentarios


Facebook y Google Friend
Batiburrillo RedLiberal


RSS y Atom
subscribe to this feed
Contra la censura
Sé un buen tío: ¡Defiende a Pío!
logo4
freeblogger
Cartelbus

Enlaces


Recomendados
Lecturalia.jpg 233.jpg
Libertad Digital
Liberalismo.org
Red Popular
elentir.info :: Contando Estrelas
Blogs HO. La Blogosfera del Ciudadano Activo
Derecho a VIVIR.org
Apuntes en Libertad
Resistencia a ZP
Resistencia a ZP

Categorí­as

Vídeos interesantes

Campañas
Cuba sin libertad
Na-PV
Por la Unidad del Archivo de Salamanca
Agua para todos Asociación Víctimas del Terrorismo

Archivos


Nuestros objetivos
Un mismo corazón
Fundación para la Defensa de la Nación Española
Posición y Blogdirs
Wikio – Top Blogs – Politica
Top Blogs España
PageRank Google
Suscribir con Bloglines

imagen
Blogalaxia
espainfo.es estamos en
EspaInfo.es

Powered by Movable Type