21 de Mayo 2011

Una barra de bar muuuu grande

granbarradebar.jpg

¡Ya era hora de que la gente saliera a la calle!, dicen los más ingenuos a propósito del macrobotellón de Sol. Que yo recuerde, desde que desgobierna el Eterno Adolescente, degradado definitivamente a infantiloide, he asistido a más manifestaciones que en toda mi vida anterior: a unas cuantas contra el enjuague del gobierno con los terroristas de ETA. A otras cuantas a favor del derecho a la vida.

La diferencia entre esas manifestaciones con esto otro que estamos sufriendo y de donde puede salir, al tiempo, que el atraco estatal a los bolsillos de los sufridos contribuyente alcance el grado confiscatorio, es que aquellas no ponían cachondos a unos medios de comunicación teñidos de rosa socialdemócrata, en el mejor de los casos, por no decir, directamente, rojazos frentepopulistas.

Lo que digo, los ingenuos ven motivo de alegría en que los vástagos autotitulados “la generación más preparada de la Historia de España” - el Siglo de Oro español borrado de un plumazo - se hayan atrevido a traspasar hacia fuera la barra del bar, típico lugar de protesta del español medio, para, definitivamente, hacer visible su indignación por una situación que se veía venir, desde que mora en la Moncloa, este sí, el gobernante más incompetente que vieron los siglos, con varios cuerpos de ventaja sobre el Rey Felón.

Pero no han sido los aledaños de la morada del cervatillo mutado en venado, el lugar elegido para hacerse visible, como hubiera sido de esperar, sí de lo que se trata es de desalojar del poder al principal responsable de que el cincuenta por ciento de los jóvenes y otro cincuenta por ciento de los mayores de cincuenta años no tengan donde ganarse honradamente el jornal.

No, ha sido, precisamente, enfrente de la casa de Doña Esperanza. Esa que viene poniendo a caldo, día sí y otro también, al circunflejo y aledaños, por el expeditivo método de demostrar de que con políticas cuasi liberales, se puede salir de la crisis.

O sea, que el personal sigue en la barra del bar, muuuu grande, eso sí. Y han cambiado al camarero habitual como destinatario de sus desdichas, sustituyéndolo por Doña Esperanza, convertida, sin comerlo ni beberlo, en la Gran Camarera de España. Que manda huevos.

Escrito por Carlos J. Muñoz de Morales en: 21 de Mayo 2011 a las 10:54 AM Archivado en Actos violentos o coacciones | Arbitrariedades manifiestas | Elecciones | Especiales | Izquierdismo | Regímenes populistas

Acerca de...
Contacta con nosotros
Batiusuarios en línea

Suscríbete a Batiburrillo con tu cuenta de correo:

Delivered by FeedBurner

Anímate a darnos 1 punto:

Últimos Artículos

Novela histórica

PortadaDif194Autor.jpg

Autores

Autores Rafael Guerra

Últimos Comentarios


Facebook y Google Friend
Batiburrillo RedLiberal


RSS y Atom
subscribe to this feed
Contra la censura
Sé un buen tío: ¡Defiende a Pío!
logo4
freeblogger
Cartelbus

Enlaces


Recomendados
Lecturalia.jpg 233.jpg
Libertad Digital
Liberalismo.org
Red Popular
elentir.info :: Contando Estrelas
Blogs HO. La Blogosfera del Ciudadano Activo
Derecho a VIVIR.org
Apuntes en Libertad
Resistencia a ZP
Resistencia a ZP

Categorí­as

Vídeos interesantes

Campañas
Cuba sin libertad
Na-PV
Por la Unidad del Archivo de Salamanca
Agua para todos Asociación Víctimas del Terrorismo

Archivos


Nuestros objetivos
Un mismo corazón
Fundación para la Defensa de la Nación Española
Posición y Blogdirs
Wikio – Top Blogs – Politica
Top Blogs España
PageRank Google
Suscribir con Bloglines

imagen
Blogalaxia
espainfo.es estamos en
EspaInfo.es

Powered by Movable Type